Long Fu An Mo 

 

MASAJE DEL DRAGÓN Y LA TIGRESA

 

No se puede determinar en el transcurso de la historia cuándo surgió la práctica del masaje, pero es posible que fuera una de las primeras técnicas utilizadas como método de sanación. De forma instintiva cuando una persona  siente dolor se lleva las manos a la zona buscando alivio, ya sea presionando, frotando o masajeando.

 

La historia del masaje en China es inseparable del desarrollo de su Medicina  Tradicional. En el libro más antiguo de medicina,  Huang Di Nei Jing, Tratado de Medicina Interna del Emperador Amarillo (2700 a. C.)  ya se mencionaba el masaje como práctica terapéutica. En este Tratado se recogen las conversaciones mantenidas entre el Emperador Amarillo con uno de sus consejeros, Chi Po, donde quedaban reflejados los conocimientos médicos de la época y los principios taoístas sobre los que se asentaban: el concepto de Chi, la interacción yin-yang y las cinco fases o elementos que se derivan de dicha interacción.

 

El masaje chino se llama de forma general “An Mo”, “An” significa presionar y “Mo” frotar. Long Fu An Mo es un método que trabaja con la energía como un Chi Kung o una forma de Tai Chi. Este actúa sobre músculos, tendones y ligamentos, y sobre los denominados Tres Tesoros o San Chai: Ching, Chi y Shen.

 

  • Ching es la esencia, y se corresponde con el cuerpo físico.

  • Chi es la energía, y se corresponde con el cuerpo energético.

  • Shen es la consciencia, y se corresponde con el cuerpo espiritual.

 

La armonía y fortalecimiento de estos tres aspectos determinan una buena salud y longevidad, así como el equilibrio personal a todos los niveles.

 

Long Fu An Mo es un masaje de cuerpo completo que primero conecta la energía de pies a cabeza por la parte posterior en una fase yang; y de cabeza a pies por la parte anterior del cuerpo en una fase yin. Está constituido por diversas técnicas que se aplican en un orden determinado en función de lo que se quiera trabajar.

 

La aplicación de este masaje activa la circulación de la energía “Chi” por los canales del cuerpo, esto es fundamental para el correcto funcionamiento del organismo. Si se produce un desequilibrio en la circulación de Chi, se presenta la enfermedad. A través del Long Fu An Mo se desbloquea la energía estancada favoreciendo el proceso natural de autocuración del cuerpo.

 

El masaje relaja y tonifica, proporcionándonos una sensación de bienestar y lucidez mental. Armoniza el yin y el yang en el cuerpo. Es bueno para los órganos internos y la circulación de la sangre. Y para la restauración de la energía y del deseo sexual.

© 2019 Yuan Tao Pai