Año del Perro de Tierra Yang

Para la Astrología china el 2018 es el año del Perro (Xu), el 11º animal celestial del zodiaco, y comienza el 16 de febrero de 2018 hasta el 4 de febrero de 2019.  Cada uno de los 12 Animales del zodíaco chino representa una muy determinada combinación de energías, cuantificada con los 5 elementos. El Perro viene acompañado de Tierra Yang. No hay elementos en discordia y la imagen resultante del Perro de Tierra es el de una montaña, este será el símbolo de este año que muestra la meditación como una práctica crucial para el año.

Debido a que el año se asocia con el color amarillo este año se simboliza como una montaña de oro, lo que hace que el dinero sea más fácil de encontrar y acumular, siempre que se busque y se adquiera con integridad y honestidad, este será un año magnánimo y gentil.

El signo del Perro está asociado a los vínculos y a la vida social. El Perro nunca es un animal solitario, todo lo contrario, la manada es muy importante para él y sus vínculos con los demás son esenciales y profundos, por ello, es considerado el amigo fiel. Este año del Perro será un tiempo donde la vida social y todo lo que nos da identidad grupal será muy importante. Los primeros meses del año del Perro se caracterizan por ser un buen momento, porque éste todavía es un cachorro y, como tal, tiene mucha energía para moverse y hacer cosas, si uno sabe dirigir esa energía de la forma correcta; si no, cabe la posibilidad de que se consiga lo contrario, que el Perro que todavía es un cachorro, lo destroce todo.

Es un momento perfecto para planear e iniciar proyectos personales en todos los ámbitos, desde los negocios, al amoroso y de objetivos a nivel de crecimiento espiritual. Las cualidades positivas y negativas del Año del Perro 2018 culminan en un año en el que existe una ligera tendencia a almacenar bienes o planear la vida de uno, pero la influencia del Perro pone todo a fluir.

Las energías del Universo y de la Tierra actúan sobre los órganos del cuerpo y también sobre los sentimientos y emociones. En este caso, la energía del elemento Tierra, va a ser la dominante durante el año del Perro de Tierra. El poder de la Tierra aumenta la capacidad de unir, equilibrar, nutrir y mantener todo aquello que tengamos o estemos experimentando.

Considerado un tiempo particularmente indicado para nuevas invenciones, el año del Perro es para tomar riesgos y ser rebeldes, un año en el cual las mentes ágiles e innovadoras y la fuerza de voluntad, saldrán victoriosas. Aunque será un año vivaz, optimista y de progreso existirá de fondo una decidida corriente de inseguridad. Ahora es el momento del coraje, la acción y devoción verdadera; un tiempo para comenzar nuevos proyectos, porque están destinados al éxito bajo la influencia del Perro.

Este animal irrumpe trayendo consigo un ritmo rápido como un relámpago y una fantástica motivación. El Perro incrementa la comunicación, el humor y el ingenio, ayudándonos a superar situaciones estresantes con gracia y tranquilidad. El don del Perro es la habilidad para descubrir soluciones inusuales a viejos problemas. El atrevimiento de ser diferente puede llevar a las personas a ser exitosas. Sin embargo, las decisiones hechas durante este año deberían basarse en hechos y no en emociones.

A nivel individual, uno debe sacar adelante su vida: moverse hacia delante y hacer avances. Las cosas se conseguirán, pero a largo plazo, a través del esfuerzo personal e individual. La planificación, la postergación y la negligencia son palabras que deberá eliminar de su vocabulario durante este año. Refrescado y regenerado, el Perro acelera la iniciación de todas las cosas pero esto traerá al mismo tiempo presión y estrés en la vida cotidiana.

Se recomienda que el estrés sea liberado a través de actividades físicas ya que este año, precisamente, viene marcado por la acción al ser Yang. Para todo el mundo se recomienda replantear su forma física, sus dietas y sus planes de salud.

Si se usaran dos palabras para describir el año del Perro Amarillo, serían "justicia" y "rectitud", ya que el Perro Amarillo exige estos atributos. Nada es más importante para él que esos dos conceptos, el Perro Amarillo es fiel y devoto cuando se hace justicia, pero si se producen injusticias, el Perro Amarillo es como un guardián feroz.

Os deseamos lo mejor para este Año y os recordamos que los astros indican pero no obligan. Cada ser humano tiene la libertad de trazar su propio Camino.

© 2019 Yuan Tao Pai