Año del Gallo de Fuego Rojo Yin

El 28 de Enero da comienzo oficialmente el año del Gallo de Fuego Rojo Yin, el año 4.714 en el calendario tradicional chino.

Atrás queda el año del Mono de Fuego Yang, un año de travesuras en el que el mono ha dejado ver su lado más juguetón, creando momentos desconcertantes en los que nada funcionaba según lo planificado, llevándonos en una montaña rusa llena de sorpresas, haciendo, deshaciendo, y creando nuevas oportunidades.

 
De Revolución a la Re-Evolución

Damos la bienvenida a este año del Gallo que nos despierta anunciando un nuevo amanecer y da comienzo a un nuevo período de posibilidades.

Una de sus características es la disciplina, por lo que este es muy buen año para poner las cosas, que hemos solucionado previamente, en orden.

 

El gallo es un símbolo de luz, de iluminación, por lo tanto, genera un clima perfecto para llevar a cabo el trabajo mediante transmisión y abre el umbral a posibles iniciaciones.

Se trata de un animal que demuestra gran pasión, por lo que trabaja con el despertar sexual y espíritu de lucha, de igual modo es honesto y noble, hace las cosas no sólo por él, sino también por los demás. Esas cualidades y su capacidad de guerrero a punto de entrar en acción (por eso se dibuja con una pata apoyada y la otra levantada), potencian hacia dónde te diriges y el cómo quieres hacerlo.

En el sistema chino el gallo se corresponde con el Fénix, que renace de sus cenizas. Por lo tanto este año es propicio para Renovarse, Reinventarse y Renacer.

 

Sin duda, si se sabe aprovechar, será un año inmejorable para generar armonía entre los opuestos, entre el yin y el yang, puesto que el gallo es un animal yang y este año es yin. Es además un año especial para el trabajo sobre la energía femenina, especialmente en las mujeres, pero también para los hombres, puesto que esa energía femenina (yin) tiene que ver no con el género sino con una cualidad energética.

Debido a que el Gallo es un animal disciplinado, valiente, inteligente y creativo es muy buen año para generar dinero. También es un animal observador, sensible e introspectivo, por lo que es un buen período para cultivar la meditación y otras artes internas.

 

Por otro lado, el Gallo, tiene un sentido de lo que considera correcto muy fuerte, por lo que se enfada fácilmente con los que no comparten sus ideas y lo hace de un modo disciplinario y correctivo, de modo que este es un mal año para ser testarudos e inflexibles. Pero podemos aprovecharlo para potenciar la consciencia del esfuerzo, del trabajo bien hecho y empujar para que todo suceda y evolucione en positivo.

El Gallo en relación a otros signos:

Caballo

Excelente año en todo sentido, tanto para el trabajo como la pareja

Algunas personas pueden tratar  de desprestigiarte

Gallo

Muy buen año para el trabajo, ingresos e inversiones

Presta atención a tu estado de ánimo, ansiedad y discusiones

Rata

Si no tienes miedo a los cambios será un año lleno de momentos felices y progreso en el trabajo

Habladurías a tus espaldas

Buey

Beneficios laborales y del trabajo en equipo

Pensamientos pesimistas, posibles complicaciones legales y lesiones deportivas

Dragón

Un año muy feliz, que aunque puede comenzar mal, terminará bien.

Muchos problemas inesperados

Cerdo

Viajes de trabajo o estudios que te abrirán puertas

Dificultad para llevar tus proyectos adelante

Perro

Oportunidades de cambios positivos en tu trabajo y/o carrera

Puede que te sientas solo y aislado

Tigre

Podrás encontrar la mejor solución a todos los problemas que te aparezcan

Gastos inesperados

Conejo

Posibilidad de progresar en tu Carrera, aunque con presiones

Obstáculos y gastos inesperados

Serpiente

Buena comunicación en tus relaciones laborales que te generará beneficios

Falta de apoyo y discusiones con tus seres cercanos

Cabra

Buen año para desarrollarte y tener nuevas aptitudes

Poco propicio para aumentar ingresos o formar nuevas relaciones

Mono

Aumenta tu prestigio en tu profesión y tienes suerte para romances ocasionales

Cuidado con el exceso de ambición

Os deseamos lo mejor para este año que comienza y os recordamos  que los astros indican, pero no condicionan y cada ser humano tiene la libertad de trazar su Camino.

© 2019 Yuan Tao Pai